Traductor

Buscador

viernes, 3 de marzo de 2017

El autobús del odio

"Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada".


martes, 21 de febrero de 2017

Sin la caridad, vanidad de vanidades


Hoy me apetece compartir contigo un fragmento de un tal san Máximo Confesor, abad, del cual no había oído nunca nada hasta ayer domingo mientras leía un libro raro. Me pareció muy claro todo lo que decía sobre varios temas que personalmente confundo a veces, como cuál es el verdadero significado de la caridad (qué es realmente la caridad sin confundirla con sentimentalismos), cómo se reconoce al que tiene verdadero amor por su prójimo (y cómo reconocerse, ¿podría acaso bastarnos con la limosna?) o cuáles son los frutos de la caridad en aquellos que la ejercen (como por ejemplo la libertad ante los vicios o los afectos). Pero aún hay más, porque este teólogo del siglo VII también tiene tiempo para reventar al final el argumento sola fide casi diez siglos antes de Lutero. Para más detalles, el texto a continuación (no es largo):

jueves, 19 de enero de 2017

La parábola de El Señor de los Anillos

"Y desde entonces te has ido poniendo el Anillo de vez en cuando, por no decir siempre, a todas horas. Para escaparte del sufrimiento. ¿Por qué? Porque viste que el Anillo te ayudaba. ¡El Anillo te ayudaba! Y desde entonces lo llevas prácticamente puesto las 24 horas del día. Y muestras una imagen tuya que no es la realidad".

Al poco de empezar este blog escribí una entrada en la que expliqué a mi juicio por qué El Señor de los Anillos no pasará de moda. Ahí plasmé unas cuantas ideas que siempre habían rondado por mi mente, tanto con los libros como con las películas, y que sin duda han influido en la visión que tengo de la vida y, por qué no decirlo, en la manera en la que trato de vivir mi fe cristiana. 



martes, 3 de enero de 2017

Estoy plantando flores

Prometo que esta entrada no ha nacido fruto de uno de mis propósitos de Año Nuevo. En primer lugar porque no querría que la intención me durara solo este mes de enero: quiero/me gustaría/me apetece seguir escribiendo capítulos de este gigantesco secreto mucho más tiempo. Y en segundo lugar porque prefiero ver el inicio de cada año de la manera que tan acertadamente apunta JM Nieto en esta viñeta:

Fuente: Fe de ratas (Blog)

miércoles, 21 de septiembre de 2016

La sudadera perdida



Anteayer perdí mi sudadera. El hecho de que pierda algo no es en esencia nada relevante, pues uno tiene cierta tendencia a despistarse y olvidar cualquier cosa en cualquier sitio. No, lo realmente relevante es que esa sudadera me gustaba mucho. Para más detalle era esta una sudadera blanco grisácea, sin capucha y con cuello; una sudadera con la que yo me sentía bien y por momentos hasta atractivo (sí, admito sentirme así de vez en cuando). Era esta una sudadera con la que yo pensaba sentarme en el Trono de Hierro y gobernar así a todos después de encontrarlos, atraerlos y encerrarlos en las tinieblas.

lunes, 5 de septiembre de 2016

Historias de Cracovia (I)

Allá por diciembre te expliqué, querido lector, por qué quería ir a la JMJ de Cracovia. Hoy hace ya un mes que en contra de mi voluntad me hicieron abandonar las verdes tierras polacas para volver al duro verano castellano. Creo que ya estoy en condiciones de escribir algo sobre ello, pero he tardado tanto en hacerlo básicamente por tres motivos.


NOTA: El palito que aparece en el título pretende indicar que seguiré hablando en entradas futuras de la JMJ, lo cual significa que cuando termines de leer esto seguirás sin poder respirar tranquilo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más visto esta semana

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *