Traductor

Buscador

sábado, 24 de marzo de 2012

1984 (George Orwell) - Libros

Hace poco tiempo leí 1984, la famosa distopía de Orwell. Allá va mi crítica en Goodreads:

1984 es la tercera de las llamadas obras de ciencia ficción distópicas (si bien la más célebre) junto a Un mundo feliz de Huxley y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury. Había leído ambas, y por eso empecé a leer 1984 con muchas ganas, si bien es cierto que había visto ya la película (que me decepcionó un poco, la verdad).


En este libro, Orwell presenta un futuro en el que una dictadura totalitaria interfiere hasta tal punto en la vida privada de los ciudadanos que resulta imposible escapar a su control. La odisea de Winston Smith en un Londres dominado por el Gran Hermano y el partido único es una crítica de toda dictadura, si bien las analogías con el comunismo resultan bastante evidentes.



"La guerra es la paz.
La libertad es la esclavitud.
La ignorancia es la fuerza."

Es una novela que se lee rápido, y que aporta muchas reflexiones al lector, hasta tal punto que hay momentos de la trama en que no se puede evitar pensar si la sociedad de 1984 no se identificará en muchos aspectos con la actual. El control -coercitivo o no - de los ciudadanos, la alteración del pasado por parte de diversos grupos mediáticos, la falta de libertad, la instauración de una "neolengua" en la que utilizar determinadas palabras o criticar determinadas actitudes está mal visto, el falseamiento de la realidad, la anulación del sentimiento religioso, los brotes de violencia "por una sociedad más justa", la ignorancia como fuerza y como orgullo de algunos sectores de la sociedad; son todos aspectos más o menos presentas en la sociedad de hoy y que se ven más o menos reflejados en la distopía de Orwell.



No hay más que leer algunos fragmentos para darse cuenta de ello:

"¿No ves que la finalidad de la neolengua es limitar el alcance del pensamiento, estrechar el radio de acción de la mente? Al final, acabaremos haciendo imposible todo crimen del pensamiento. En efecto, ¿cómo puede haber crimental si cada concepto se expresa claramente con una sola palabra, una palabra cuyo significado está decidido rigurosamente y con todos sus significados secundarios eliminados y olvidados para siempre? (...) ¿Cómo vas a tener un eslogan como el de "la libertad es la esclavitud" cuando el concepto de libertad no exista?"

El hombre de hoy cada vez utiliza menos palabras y como consecuencia de ello cada vez piensa menos y se deja manipular más fácilmente. La neolengua empieza a ser una realidad, los medios de comunicación que lo dan todo hecho y no exigen ningún tipo de esfuerzo al receptor a la hora de contrastar sus informaciones, son sujetos activos y pacientes de la degradación de la sociedad actual. Por eso lecturas como 1984 resultan hoy obligadas, para que ayuden a reflexionar al hombre y le alejen del férreo control del Gran Hermano de hoy.

Jose Lasso

2 comentarios:

  1. Así que esta es.

    Tenía la curiosidad de saber sobre qué trata la entrada con la que estrenaste este blog. Está muy bien: es corta y concisa. Y ha conseguido intrigarme. Voy a apuntarme este libro en mi lista de lecturas pendientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que empecé el blog con esta entrada por casualidad, pero es un libro tan actual que aun sin quererlo elegí bien :)

      ¡Gracias por comentar, Bartek!

      Eliminar

Tu comentario es el alimento de este blog. ¡¡¡Dale de comer!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más visto esta semana

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *