Traductor

Buscador

viernes, 13 de julio de 2012

Canción de hielo y fuego I - Juego de Tronos (Libros)



Había oído hablar mucho de Juego de Tronos, sobre todo desde que se empezó a emitir la serie. Firme en mi absurdo principio de no ver serie ni película antes de leer el libro correspondiente, me ahogué las ganas de verla. Después de un tiempo, y gracias a un enano elfo amigo, el primer libro de la saga Canción de hielo y fuego cayó en mis manos.

Esta es la historia de mi primer encuentro con la tierra fantástica de George.R.R Martin.

Cuando se juega al juego de tronos, sólo se puede ganar o morir”.




La razón principal por la que comencé Canción de hielo y fuego es porque no hacía más que oír comparaciones con El Señor de los Anillos y, si uno quiere defender a capa y espada que Tolkien es único, habrá por lo menos de leer a su competencia moderna. No he necesitado más que un libro para afirmar mi idea preconcebida: Martin no es Tolkien. Y no porque Martin no sea bueno, ojo. Es sencillamente que cada uno tiene una manera diferente de enfocar la literatura fantástica y, por añadidura, cada uno tiene -o ha tenido- una manera diferente de entender la vida. Y yo sencillamente prefiero la forma de ver la vida que deja entrever en su obra Tolkien. No es esta una entrada dedicada a comparar a ambos autores, pero quería dejar esta idea clara desde el principio.

Ilustración de Guillem Hernández Pongiluppi.

Juego de Tronos no es una novela fantástica al uso, entra más dentro de la "fantasía realista". Con esto quiero decir que la historia es completamente verosímil, la trama se construye sobre todo a base de diálogos y las descripciones son importantes pero no decisivas. El estilo de Martin tiene mucho que ver con esto, sobre todo por la forma en la que plantea el libro, como novela río. Así, cada capítulo está escrito desde la perspectiva de un personaje principal y, por tanto, está adaptado al punto de vista de éste, como si el autor de la historia fuera la mente del propio personaje. No hay un solo objetivo, no hay un solo protagonista. Esta es la clave narrativa de Juego de Tronos y lo que hace de ella una novela muy adictiva.

Invernalia, gobernada por la casa Stark
Por lo demás, Martin introduce un nuevo mundo con todo lo que lo rodea: nuevas tierras (hay dos mapas en el libro que deberemos consultar a menudo), criaturas fantásticas que permanecen en el imaginario popular como leyendas, intrigas políticas en la corte, historias de amor, traiciones... Tranquilo, no revelaré ningún dato relativo a los personajes por si aún no lo has leído.

La historia de los Siete Reinos se nos va presentando a lo largo de este tomo como ya conocida por todos -al fin y al cabo los personajes de este mundo ya la conocen-, por lo que deberemos armarnos de paciencia y no despistarnos para ir poco a poco entendiendo todo el conjunto. Pero no te preocupes, al final se acaba teniendo una idea bastante aproximada de lo que pasa, y de lo que pasó. Y te puedo asegurar que es una historia que te absorbe desde el minuto uno.

En cuanto al marco metaliterario, es cierto que Martin no cae en el error moderno de presentar un libro sin trasfondo, sin mensaje. Pero su mensaje, o eso me ha parecido a mí, viene a ser que todo está mal hecho, que no hay esperanza para el hombre porque siempre acabará inclinándose hacia el mal. O aún peor, que el mal no existe y no hay diferencia entre actuar bien o actuar mal. [AVISO de medio-SPOILER] Que el único personaje narrador de la trama que muere sea uno de los pocos que actúan siguiendo unos valores más o menos honorables me parece un rasgo muy significativo. Más si cabe cuando este mismo personaje, pese a presentarse como modelo de conducta del bien, tiene un hijo bastardo. [CIERRE de SPOILER] Y no es que los buenos no puedan tener sombras, sino que parece que para Martin estas sombras siempre acaban devorándolo. Eso por no mencionar la manía que tiene el autor de ir matando a sus personajes. Esta es mi impresión: Juego de Tronos es bastante pesimista y, por extensión, bastante relativista. Quizás el siguiente libro me borre esta idea.

En fin, pese a esto el libro me ha encantado. Martin logra trazar con habilidad el inicio de una espectacular saga que está a la espera de la publicación de su quinto libro en español -el autor tiene previstos siete-. Una saga que espero completar hasta el final.

Ah, y por si no lo sabías...

"Se acerca el invierno"

¿Verdad que es aplicable a los tiempos que corren? ¡Hasta la próxima!


3 comentarios:

  1. todavía no lo he leído, aunque todo el mundo habla genial de él. A ver si me hago con él en mi próximo pedido a Casa edl LIbro, en la tienda online tienen descuentos especiales, también con memimo.es: http://bit.ly/casadellibropromo

    ResponderEliminar
  2. Terminé el libro hace unos días, y es cierto que es una narración agónica. Parece que no haya nada que pueda salir peor, y aún así la historia sigue empeorando. Sin embargo, me ha parecido magistral el mimo con el que Martin dota a cada personaje de sus propios valores y personalidad, cada uno es un diamante en bruto, y de algún modo acabas poniéndote en la piel de todos en algún momento de la trama, por eso es tan especial el planteamiento que hace de "cada capítulo, un personaje". La forma en la que yo mismo deseo que el capullín de Tyrion se salga con la suya me sorprende.

    Algo que he advertido es que este primer libro no cuenta una etapa de la historia, como si lo hace, por ejemplo, Tolkien en su Señor de los Anillos; en el que cada parte está perfectamente marcada, con su inicio y su final. O, si me apuras, Harry Potter, en el que cada libro es un curso en la escuela Hogwarts.

    Con Juego de Tronos no he visto tan clara esta separación, o puede que sea fallo mío de lectura, pero eso me hace pensar en que el negro devenir de los acontecimientos del primer tomo irá cambiando conforme avance la saga.

    Aún no tengo el segundo libro, pero en cuanto tenga el dinero suficiente iré a por él, y comentaré también tu crítica de Choque de Reyes. A la vez que he leído el libro he ido viendo la serie (siempre por delante el libro, de acuerdo a tu [absurdo] principio), y debo decir que no está nada mal. Los actores reflejan esa personalidad que destilan en el libro, si bien se podría criticar el doblaje al castellano, pero eso está a la orden del día en cuanto a series se refiere.

    De este primer libro me quedo con Tyrion Lannister, que está hecho un máquina. Y tú sigue así, que seguiré leyéndote ;) Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero de todo, gracias por tu comentario Miguel. Un placer tenerte por estas lides.

      Respecto a lo que dices sobre Tyrion, coincido plenamente contigo; sabemos perfectamente que el enano es un Lannister (con todo lo que eso conlleva) pero pese a todo es un tipo que cae bien. Y yo, personalmente, me alegro cuando se sale con la suya (siempre que no perjudique a ningún Stark por supuesto).

      No voy a revelarte nada de Choque de Reyes, pero sí que quiero decirte que hay un momento en el libro que para mí es el más negro de la saga (por lo menos de lo que llevo, voy por Tormenta de Espadas). Lo comenté en mi crítica, y cuando lo leas lo entenderás. Yo, por lo menos, me pasé tres capítulos con el alma en un puño.

      Sobre la serie no voy a comentar nada porque acabo de criticarla hoy, pero si quieres seguimos allí jajaja

      Y nada, decirte que sin duda merece la pena seguir con la saga de Martin y que aquí estoy para cuando quieras charlar! ;D

      Eliminar

Tu comentario es el alimento de este blog. ¡¡¡Dale de comer!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más visto esta semana

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *