Traductor

Buscador

jueves, 11 de octubre de 2012

Canción de Hielo y Fuego III - Tormenta de Espadas (Libros)


No las tenía todas conmigo, pero he de reconocer que George R.R.Martin lo ha logrado una vez más. Tormenta de Espadas, el tercer volumen de la ya archiconocida saga de Canción de Hielo y Fuego no tiene nada que envidiar a los dos libros anteriores, ni a Juego de Tronos ni a Choque de Reyes. Es más, tiene algo que mejora cuantitativamente a los anteriores. La respuesta más sencilla es (casi) siempre la correcta: Storm of Words contiene el doble de páginas. Qué delicia.

Así es, Tormenta de Espadas cuenta con tal número de páginas que ha tenido que dividirse en dos libros, o por lo menos la versión que yo he leído (lo he visto también en tres tomos, aunque de tamaño cuasi-bolsillo). Me gusta, cuanto más se alargue la historia mejor. Empiezo hablando de algo tan sustancial como el número de páginas porque realmente queda poco que pueda decirte sin caer en los temidos spoilers. Sin embargo, ya que estás aquí voy a intentarlo.


En primer lugar, es de cajón que Tormenta de Espadas debe ser leído después de haber acabado con los dos anteriores. Puedes lanzarte a la aventura y empezar una saga de este calibre por el tercer libro, pero yo no te lo aconsejo. No lo vas a disfrutar y probablemente te pierdas, de modo que si no has leído Juego de Tronos ya sabes por dónde empezar.

Por otro lado, es cierto que la estructura del libro sigue siendo la misma que en los dos anteriores y dedica un capítulo a cada personaje. Sin embargo, y esto entra más dentro de lo que es el fondo, he apreciado una significativa madurez en el desarrollo de los personajes que entronca perfectamente con el hilo de la historia. Esto lo veo claramente en el personaje de Sansa, insulso en el primer libro, algo más interesante en el segundo y con un papel verdaderamente protagonista en el tercero. Eso es, cada personaje es dibujado y se va perfilando conforme a los acontecimientos que le tocan vivir en el transcurso de la trama. No es fácil hacer esto.

¿Quién será, quién será?
Enfocado también en el argumento tengo que mencionar una vez más el instinto asesino de Martin. No sé si tuvo algún problema en la infancia o le gusta mucho el Call of Duty, pero la escabechina -de muertes, se entiende- que monta en Tormenta de Espadas es digna del mejor escritor de novela negra. Supongo que es sensación mía pero estoy seguro de que Martin disfruta matando a una buena parte de sus personajes principales. No es que me queje, pero es irremediable que uno le coja un cierto cariño a algún personaje que, en la mayoría de los casos, acaba sucumbiendo en las fauces del sanguinario escritor.


Stannis Baratheon. No spoiler.
En cuanto a la historia nada que temer. Poco a poco vamos descubriendo algunos puntos oscuros que habían quedado de los libros anteriores; y los giros argumentales siguen siendo la constante de una trama que no da un respiro. A este respecto, y bordeando la delgada línea del spoiler, puedo decirte que una vez más he disfrutado como un enano con las peripecias de Jon Nieve, mi personaje favorito.

Para terminar, quiero resaltar un aspecto de la saga que ya mencioné en mi crítica a Juego de Tronos y que he acusado en Tormenta de Espadas. Me refiero al hecho o a la sensación de que en Canción de Hielo y Fuego no hay malos ni buenos. Cada uno vela por sus propios intereses y se toma poco tiempo en decidir, salvo en contadas excepciones, si lo que hace es correcto o no. La línea entre el bien y el mal con Martin parece tan difusa que a veces se confunde. Supongo que esto es lo que provoca que no haya un narrador objetivo de lo que ocurre.

Se da un cierto aire a Sawyer de Lost, ¿no?

Y para muestra de esto un pequeño botón: Jaime Lannister. Un personaje que he odiado en los primeros libros pero que ahora despierta en mí un sentimiento bastante parecido a la simpatía. Aunque he de decir en honor a la verdad, que el personaje de Jaime sufre una notable transformación al final del segundo libro. Y aquí creo que he rebasado un poco la línea del spoiler. Mea culpa.

Conclusión final: Tormenta de Espadas es un libro imprescindible para los lectores de la saga y un buen motivo para leerse antes los dos tomos anteriores. Lo he disfrutado de veras. Si te va la fantasía épica esta es tu saga.


Bueno, creo que al final he logrado extenderme y contarte un poquito. Ahora toca Festín de Cuervos, aunque voy a esperar algo de tiempo antes de lanzarme a devorarlo cual warg.


Entradas relacionadas




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es el alimento de este blog. ¡¡¡Dale de comer!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más visto esta semana

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *