Traductor

Buscador

martes, 25 de diciembre de 2012

Feliz Navidad


Así, sin más, no hace falta que me curre el título de la entrada: Feliz Navidad, querido lector. Feliz porque tenemos motivos para estar alegres y contentos, aun en medio del sufrimiento. Y Navidad porque celebramos la Natividad -el Nacimiento- de nuestro Salvador. No sé si lo has pensado alguna vez: Dios se hace hombre para salvarte. Y además elige el sitio más humilde del pueblo más pequeño de Judea para hacerlo. No es moco de pavo.





Pero basta de darte la brasa, que si has caído aquí de casualidad debes de estar flipando. Seas lector casual o habitual -si es que hay de esos- te deseo lo mejor para ti y para toda tu familia, no sólo ahora sino durante todo el año que en pocos días va a comenzar. Y ojalá que llegues más allá y te encuentres cara a cara con el Misterio de la Navidad.

Pero antes de despedirme, y si tienes algo de interés en conocer el Cristianismo, te dejo un par de textos relacionados con, como es habitual:

"Él es mediante quien todas las cosas fueron hechas, y quien fue hecho uno de todas las cosas; quien es el revelador del Padre, el creador de la Madre; el Hijo de Dios por el Padre sin una madre, el Hijo del hombre por la Madre sin un padre; la Palabra que es Dios antes de todo tiempo, la Palabra hecha carne en un momento apropiado, el hacedor del sol, hecho bajo el sol; ordenando todas las edades desde el seno del Padre, santificando un día de hoy desde el vientre de la Madre; permaneciendo en el primero, saliendo del segundo; autor del cielo y de la tierra, surgido bajo el cielo de la tierra; inefablemente sabio, en su sabiduría un bebé sin palabras; llenando el mundo, yaciendo en un pesebre".
San Agustín



Reconozco que este texto puede ser un poco arduo. Pero, ¿qué significa que Dios desciende a nosotros? Menos mal que otro de los grandes lo borda explicándolo y me ahorra el trabajo...

"En la historia cristiana, Dios desciende para volver a ascender. Baja; baja de las alturas del ser absoluto al tiempo y al espacio, baja a la humanidad... Pero baja para volver a subir y llevar a todo el mundo arruinado arriba con Él. Uno tiene la imagen de un hombre fuerte agachándose cada vez más bajo para colocarse debajo de algún gran peso complicado. Debe agacharse para levantar, debe casi desaparecer bajo la carga antes de enderezar su espalda increíblemente y salir con toda la masa balanceándose sobre sus hombros. O uno puede pensar en un buzo, que primero se reduce a la desnudez, luego echa una mirada a media altura, luego se pierde de vista en una salpicadura, desaparecido, bajando rápidamente por el agua verde y cálida hacia el agua negra y fría, bajando a través de una presión cada vez mayor hacia una región mortecina de fango y cieno y putrefacción reciente; luego subiendo nuevamente, al color y la luz, sus pulmones a punto de estallar, hasta que de pronto rompe la superficie nuevamente, sosteniendo en su mano el objeto goteante y precioso que fue a buscar abajo. Ambos ahora tienen color al salir a la luz: abajo, donde yacía incoloro en la oscuridad, él también perdió su color".
C.S.Lewis



¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es el alimento de este blog. ¡¡¡Dale de comer!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más visto esta semana

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *